Santos, Beatos, Siervos de Dios, Venerables (151)

151. SANTA JOSEFINA BAKHITA, ESCLAVA Y SANTA
La vida de santa Josefina Bakhita es una vida admirable. Con siete años fue raptada por dos negreros musulmanes en Sudán del Sur. Después pasó varios años en continuo calvario, siendo vendida y revendida como esclava y sufriendo los malos tratos de los diferentes amos. Por fin fue rescatada por el cónsul italiano Legnani que la llevó a Italia. Pudo así conocer la libertad y sobre todo tuvo la oportunidad de conocer a fondo la fe cristiana y se sintió feliz de saber que ella, pobre esclava africana, por el bautismo llegaba a ser hija de Dios.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

150. ESPOSOS FÉLIX Y ELISABETH LESEUR. Él, ateo, se hizo sacerdote; ella es sierva de Dios.
La vida de Elisabeth Leseur es la vida de una esposa de familia rica, que se casó con un hombre de su clase, totalmente ateo y anticlerical, y trató repetidamente en su matrimonio de hacerle perder la fe, que consideraba una superstición y una necedad, pero ella permaneció fiel hasta la muerte. Su esposo le permitía sus prácticas religiosas, como lo había prometido antes del matrimonio. Ahora bien, debemos considerar que fue una pareja de esposos muy dispares en sus creencias, pero a los que unía un gran amor mutuo. Ella rezaba todos los días para que Dios concediera la fe a su esposo y, en sus últimos años, cuando ya tenía cáncer y tenía graves problemas de salud, ofrecía sus dolores por la salvación de su esposo. Dios le concedió algunos carismas como el don de la profecía. Ella sabía con certeza que, después de su muerte, su esposo iba a conseguir la fe y se haría religioso y sacerdote dominico; y así se lo manifestó en algunas ocasiones.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

149. EL BEATO FRAY LEOPOLDO DE ALPANDEIRE
El beato fray Leopoldo fue un hombre sencillo de poca cultura, pero de un corazón grande, que dejó huella a su paso por la vida. Y muchas personas que lo conocieron se enriquecieron espiritualmente al ver su ejemplo y su entrega total al servicio de Dios y de los demás. Era un hermano laico o hermano lego, como se decía; un religioso no sacerdote, sin estudios especiales, pero que se santificó, cumpliendo fielmente las obligaciones de su trabajo como cocinero, hortelano, sacristán y, sobre todo, de limosnero durante más de 50 años.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

148. LA VENERABLE INÉS DE MONCADA VEÍA A JESÚS EN LA EUCARISTÍA
En este libro queremos presentar brevemente la vida de la venerable Inés de Moncada, que de muy niña vio a Jesús en la hostia consagrada de la misa en 1392. Después llevó una vida de santidad y, como sus padres querían casarla a toda costa con un joven rico del lugar, huyó de casa y se fue a la Cartuja de Porta Coeli, donde vestida de hombre, pudo conseguir trabajo de ayudante del hortelano y después de pastora hasta que decidió vivir sola en una cueva del monte. Allí pasó 20 años hasta que murió y Dios hizo ver luces sorprendentes, que entraban y salían de la cueva, lo que hizo a los monjes y a otros pastores acercarse a ver y encontraron su cuerpo muerto de rodillas, como si estuviera en oración. Su vida se desarrolló en los tiempos difíciles del Cisma de Occidente

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

147. La vida de VERA GRITA es una vida interesante, porque fue una mística que transmitió los mensajes que Jesús le daba por locuciones interiores con el fin de fundar la Obra de los sagrarios vivientes . Con esta Obra Jesús le hacía entender que deseaba que muchos sacerdotes y religiosas y laicos comprometidos pudieran llevar a Jesús Eucaristía en un relicario sobre su cuerpo para así llevar a Jesús en persona a tantos alejados de Dios, que, aun sin saberlo, podrían ser influenciados positivamente por la presencia cercana y real de Jesús en los portadores de la Eucaristía, que serían de verdad sagrarios vivientes.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

146. La vida de SANTA TERESA DE JESÚS JORNET es una vida hermosa. Una vida de entrega y sacrificio, un ejemplo para todos, porque todos debemos vivir en una dimensión de eternidad y dar sentido a la vida amando, sirviendo y haciendo el bien a los demás. La Madre Teresa Jornet encontró la misión de su vida en el cuidado y atención corporal y espiritual a los ancianos desamparados. Era tanto su amor a ellos que no se contentaba con que las otras hermanitas hicieran el trabajo. En la medida de sus fuerzas y de su salud, siempre delicada, era ella la primera que hacía las cosas, cuidando a los ancianos y demostrándoles de mil maneras su cariño y cercanía. Es cierto que tuvo muchos dolores y limitaciones corporales por sus males del aparato digestivo, pero todo lo ofrecía al Señor como víctima de amor por la salvación de sus ancianos. El Señor la bendijo y le envió muchas vocaciones. La Congregación creció tanto que, al morir ella, con sólo 54 años, ya había 103 Casas en España y América; y eran más de dos mil religiosas

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

145. La vida de sor MARÍA MARTA CHAMBÓN es una vida asombrosa. No solo tuvo el don de las llagas de Cristo, sino también muchos otros carismas, que hacen de ella una de las místicas más grandes de la Iglesia. Desde su primera comunión tuvo la gracia de ver cada día que comulgaba a Jesús en la hostia consagrada. También Dios le concedió otros carismas como el don de multiplicar los alimentos, de curación de enfermos, de conocimiento sobrenatural, etc. Pero, sobre todo, Jesús le reveló la gran riqueza escondida en sus santas llagas. Le enseñó a repetir continuamente la invocación: Jesús mío, perdón y misericordia por los méritos de tus santas llagas.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

144. La vida del padre DOLINDO RUOTOLO es una vida extraordinaria. Tuvo mucho que sufrir de parte de algunos eclesiásticos que lo condenaron a no poder confesar ni predicar ni celebrar misa durante algunos años. Lo consideraron un loco, un endemoniado, un visionario y hasta dijeron falsamente que quería instaurar en la Iglesia el sacerdocio femenino. Tampoco aceptaron sus 33 volúmenes escritos sobre los libros de la Biblia, porque consideraban que tenía un método de interpretación pastoral, no adecuado.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

143. La vida de MARCELO VAN es una vida sencilla y a la vez extraordinaria. Durante su infancia tuvo mucho que sufrir, pero su fe se fortaleció en ese tiempo de sufrimientos y tuvo la gracia de recibir muchas locuciones interiores de Jesús, María y santa Teresa del Niño Jesús. En muchas ocasiones la Virgen María le hablaba y él la llamaba con cariño madre o mamá. Todos los días le rezaba desde niño el rosario y acudía a ella en demanda de auxilio en sus problemas y necesidades. Incluso en una ocasión la invocó para robar dinero de la alcancía de la iglesia, porque no tenía ni tinta ni papel para hacer sus exámenes

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

142. San GABRIEL DE LA DOLOROSA es un ejemplo de entrega total al servicio de Dios. Pasó una juventud piadosa, entre amigos y diversiones sanas, pensando a veces en ser religioso, pero sin atreverse a dar el paso definitivo hasta que la Virgen María lo tocó y le habló durante una procesión de su santa imagen.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

141. La vida de santa CRESCENCIA HÖSS es una vida mística de primer orden. Tuvo muchos carismas y dones sobrenaturales. El Señor se complació en ella, que fue generosa ofreciendo al Señor todos sus sufrimientos para consolar a Jesús, y conseguir la salvación de los pecadores y la liberación de las almas del purgatorio.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

140. La vida de sor Yvonne Aimée de Malestroit es una vida mística de primer orden. Tuvo tantos carismas y hechos sobrenaturales que el cardenal Octaviani del Vaticano quiso detener la Causa de canonización que había sido comenzada porque decía que tantos milagros podrían no ser auténticos y había que estudiar las cosas más despacio.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

139. La vida de sor Consolata Betrone es una vida llena de amor. Jesús quiso enseñarnos por medio de ella que la verdadera santidad no está tanto en las grandes penitencias de algunos santos especiales, sino en el amor.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

138. La vida de sor María Luisa Zancajo de la Mata es una vida extraordinaria, fuera de serie. Tuvo muchos carismas y dones sobrenaturales. No solo recibió las llagas de Cristo, tuvo también el don de la bilocación, del conocimiento de los corazones, éxtasis, arrobamientos y raptos de amor, que se manifestaban en un fuego interior que quemaba hasta exteriormente.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

137. La vida del padre Giuseppe Tomaselli es la vida de un sacerdote místico que tuvo las llagas de Cristo en su cuerpo, recibió el don del matrimonio espiritual con su anillo y tuvo además muchos carismas como el don de expulsar demonios. Durante 53 fue el exorcista oficial de su diócesis. También desde 1968 el Señor le concedió el don de curar enfermos por medio de un fluido místico, que salía de sus manos o de los objetos que había bendecido, especialmente de los crucifijos que enviaba a distintas partes del mundo. También tuvo muchas visiones de Jesús, de María, de su ángel custodio y también del demonio.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

136. La vida de sor Rita Montella o sor Rita del Espíritu Santo es la de una religiosa agustina a quien el Señor colmó de carismas y dones sobrenaturales. Una de las cosas más resaltantes es el hecho de que durante muchos años se reunía todas las noches con el famoso san Pío de Pietrelcina, que la visitaba en bilocación en su celda y rezaban juntos el rosario y vivían los sufrimientos de la agonía y de la pasión de Jesús. No solo sufrían juntos, sino que también iban juntos muchas veces en bilocación a diversos lugares a ayudar a personas necesitadas, incluso a visitar en la cárcel al cardenal de Hungría Mindszenty y a otros.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

135. La vida de santa Maravillas de Jesús es una vida hermosa. Llevó una vida sencilla, pero profundamente interior y en unión íntima con Dios a través de la oración y del cumplimiento fiel y constante de la voluntad divina. Ella confiaba en la providencia de Dios y pudo ver así grandes milagros. Y Dios la protegió a ella y a sus comunidades. Fue una religiosa a carta cabal, carmelita total, amante de Santa Teresa y de toda la Historia de la Orden del Carmelo.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

134. La vida de Teresa Musco es la vida de una gran mística del siglo XX. Ella no solo tuvo las llagas de Cristo, sino también muchos carismas y dones sobrenaturales como la bilocación, conocimiento sobrenatural, sanación, perfume sobrenatural y otros. En su casa tuvieron lugar muchos fenómenos sobrenaturales de lacrimaciones de lágrimas humanas y de sangre en 24 imágenes de la Virgen, del rostro de Jesús, del Niño Jesús y otras.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

133. La vida de Ana Schäffer es una vida de continuos sufrimientos. Desde sus 18 años, en que cayó a una caldera de agua hirviendo y se quemó sus piernas, sufrió hasta su muerte, es decir, durante 25 años Con la ayuda de su director espiritual, el padre Rieger, párroco de su pueblo, fue aceptando su misión dolorosa, comprendiendo que esa era la voluntad de Jesús, que ya a sus 16 años, en una aparición, le había adelantado que su vida sería un continuo padecer.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

132. La vida de santa María Magdalena de Pazzi gira en torno al amor de Dios. Ella en éxtasis gritaba continuamente: Amor, amor, amor. Y decía también: El amor no es conocido. Quisiera que esta voz mía sea oída en todas las partes del mundo y hasta en el infierno, porque el Amor no es amado.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

131. La vida de santa Verónica Giuliani fue una continua sucesión de penitencias que el mismo Señor le pedía por la salvación de los pecadores y la liberación de las almas del purgatorio, que eran sus dos principales oficios que le encomendó el Señor.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

130. La vida de la beata Verónica de Binasco es una vida llena de sucesos sobrenaturales. Con frecuencia se le presentaba su ángel custodio. Durante mucho tiempo le trajo cada día un pan celestial para alimentarse sin necesidad de alimentos materiales, le dio la comunión y la llevaba en éxtasis a visitar muchos lugares donde vivió Jesucristo e incluso la llevaba al cielo para asistir a las fiestas que allí se celebraban en las fiestas de los santos de cada día.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

129. La vida de Marie Julie Jahenny es una vida mística al ciento por ciento. Todos los días tenía éxtasis en los que se comunicaba con Jesús o la Virgen María, los santos o los ángeles. Tuvo mucho que sufrir, pues fue un alma víctima. Todo lo ofrecía a Jesús por la conversión de los pecadores. Y Jesús le dio los estigmas de su Pasión para poder identificarse más plenamente con Él.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

128. La vida de María Teresa Carloni es una vida mística. Recibió las llagas de Cristo y cada viernes durante muchos años vivió las tres horas de la pasión de Jesús con grandes sufrimientos. Ella se había ofrecido víctima a Jesús y había sido aceptada como tal. Se había ofrecido víctima por la santificación de los sacerdotes y por Rusia y los países dominados por el comunismo. Por eso no es de extrañar que Dios ante tanta generosidad pudiera concederle el don de la bilocación.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

127. La vida de la beata Elena Aiello es la vida de una gran mística. Tuvo las llagas de Cristo. Tuvo visiones sobre el futuro de la humanidad y recibió mensajes de Jesús para comunicárselos al Duce Benito Mussolini. Tuvo mucho que sufrir, pero todo lo ofrecía con amor y generosidad por la salvación de los pecadores y la liberación de las almas del purgatorio. Fundó una Congregación religiosa: Hermanas Mínimas de la pasión de nuestro Señor Jesucristo, dedicada principalmente a asistir ancianos y niños desamparados.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

126. La vida de san Luis Guanella (1842-1915) es una vida hermosa, en la que destaca sobremanera su confianza plena en la providencia de Dios. Tenía una confianza tan grande en Jesús, nuestro Señor, que no temía las dificultades, sino que más bien las esperaba, porque sabía que todas las obras de Dios llevan el sello de la dificultad. Y Dios permite incluso que el demonio ponga trabas a nuestros proyectos para hacer más fuerte nuestra fe y confianza en Él.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

125. La vida de sor Filomena Ferrer o Filomena de Santa Coloma es una vida extraordinaria. Desde niña sintió deseos de amar cada día más a Jesús, el amor de su vida. Sus padres, al ver su mala salud, no le permitieron hacer muchas penitencias ni creyeron que valía para la vida religiosa.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

124. La vida de la meneghina, Domenica Lazzeri es una vida fuera de lo normal. Fue un alma víctima que soportó en su cuerpo las llagas de Cristo y llevó una vida de sufrimiento, ofrecida con amor para cumplir la voluntad de su esposo Jesús, que quería que ofreciera sus dolores por la salvación de los pecadores. Fue en una palabra un crucifijo viviente, otro Cristo crucificado.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

123. La vida se san Luis Bertrán es una vida hermosa llena de carismas y dones extraordinarios de Dios. Su anhelo de martirio lo llevó a tierras americanas. Y en Colombia pasó siete años de su vida evangelizando a los indios, convirtiendo a miles de ellos y haciendo milagros maravillosos con el poder de Dios. Entre ellos estaba el hecho de que los indios le entendían, cuando les hablaba en español.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

122. La vida de santa BEATRIZ DE SILVA es una vida poco espectacular, porque no se narran de ella milagros espectaculares o hechos grandiosos de cara al mundo. Llevó una vida escondida durante 30 años en un convento de religiosas dominicas y de estos años no sabemos casi nada. Solamente que llevó una vida austera y piadosa, siendo un ejemplo para todas las religiosas de su monasterio.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

121. La vida de san JOSE DE LEONISA es una vida maravillosa, porque tiene muchas cosas sobrenaturales. Él renunció a un matrimonio ventajoso con 7.000 escudos de dote, porque deseaba entregarse ya desde niño al servicio de Dios. Cuando ya fue sacerdote, su mayor deseo era ser misionero entre los turcos. El padre general, en la lista de los voluntarios, no lo escogió a él, pero Dios lo tenía en sus planes y, al retirarse uno de los escogidos por enfermedad, él fue en su reemplazo y así pudo cumplir sus sueños.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

120. SANTA ANA es una santa importante dentro de la inmensa estela de santos de la Iglesia católica. El hecho de ser la madre de la Virgen María la hace una persona influyente en su nieto Jesús. De hecho, a lo largo de la historia, Dios ha hecho muchos milagros por su intercesión. Su fiesta se celebra desde los primeros tiempos del cristianismo.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

119. En este libro hablaremos de los milagros que suceden a la vista de todo el mundo, especialmente con la sangre de san Jenaro y san Pantaleón, pero también en la vida de otros santos. El hecho de que se licúe y se solidifique su sangre en diferentes días a lo largo del año es una muestra más del poder de Dios y nosotros lo llamamos milagro.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

118. La vida de san Roque es una vida interesante e importante. San Roque es uno de los santos más populares de la Iglesia católica. Es el santo patrono de los apestados y, dado que en tiempos pasados había tantas pestes o epidemias de distintas clases, en las que morían millares de personas por contagio, se hizo muy frecuente invocarlo para defenderse de las epidemias. Por todos los rincones del mundo donde hay fieles católicos, pueden encontrarse capillas o iglesias, o incluso aldeas con su nombre.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

117. Los 200 mártires de San Pedro de Cardeña, religiosos benedictinos, que murieron el año 872 ante el asalto despiadado de un ejército musulmán, es uno de tantos otros casos en la historia de la Iglesia. Estos 200 monjes llevaban una vida de estudio, de oración y silencio. Una vida pacífica, promoviendo la paz como principio fundamental de la fe cristiana. A pesar de ello, de estar inertes y sin defenderse, no tuvieron reparos en degollarlos de la manera más cruel. Sin embargo, Dios quiso manifestar que en sus planes, más que perdedores y vencidos, fueron vencedores.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

116. En este libro vamos presentar algunas de las principales revelaciones de la vida de santa Lutgarda y de santa GERTRUDIS LA MAGNA. Ambas fueron grandes místicas del siglo XIII, cuyas enseñanzas y experiencias pueden ayudarnos en nuestra vida espiritual.

Bajar libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

115. La vida de santa Juana Orvieto o Vanna de Orvieto es una vida hermosa como la de todos los santos. Ella perdió a sus padres a temprana edad y se dejó llevar por la guía y protección de los ángeles, que la cuidaron con especial cariño durante toda su vida. Desde muy niña sintió deseos de entregarse totalmente al servicio de Dios y, por eso, le consagró su virginidad a los siete años.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

114. Santa Francisca Romana es una santa extraordinaria dentro de las vidas maravillosas de tantos miles de santos que hay en la Iglesia. Ella no fue mártir, pero el Señor le dio la gracia de sufrir y ella, como alma víctima, todo lo ofrecía por la salvación de los pecadores, empezando por los de su propia familia.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

113. La vida de santo Domingo de Silos es una vida ejemplar y admirable a la vez. Después de leerla nos deja con el gusto de haber palpado con él las maravillas de Dios. Es el santo especialista en liberar a los cautivos de los musulmanes. Durante los siglos XI, XII y XIII especialmente, se cuentan cientos de casos en los que intervino personalmente, acudiendo a las mazmorras sarracenas para liberar a cautivos cristianos y devolverles la libertad milagrosamente.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

112. La vida de san Blas es una vida hermosa. Fue un mártir glorioso entre tantos miles de mártires de la Iglesia católica. Su nombre resuena entre la estela de los grandes santos desde los tiempos más antiguos de la fe cristiana. Fue martirizado en el año 316, siendo obispo de Sebaste, en Armenia. Y es uno de los santos más populares, considerado un especialista en las enfermedades de la garganta. Ya desde el siglo IV se le invocaba para estas enfermedades y Dios hacía muchos milagros por su intercesión.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

111. En este libro queremos resaltar algunas experiencias misionales de santa Laura Montoya, la primera santa colombiana. Ella misma narra en su Autobiografía y en otros escritos sus vivencias en la selva con el sabor de la experiencia personal y del amor a los indios colombianos, a muchos de los cuales llevó a la verdadera fe católica. Ella se sentía madre de todos ellos. Decía que eran su llaga , como si esa fuera la espina que le hacía sufrir: ver a tantos de ellos lejos de Dios, viviendo en una pobreza extrema material y espiritual.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

110. La vida de san Vicente Ferrer estuvo influenciada por varios factores importantes a nivel mundial y especialmente europeo. La peste negra, que se extendió por todas partes, golpeó con fuerza a Europa entre 1346 y 1361. Según algunos historiadores, murió la tercera parte de la población europea. Según otros sería el 50%. Esto afectó la sociedad entera y en concreto a los conventos. Según el historiador de la provincia dominicana de Aragón, padre Francisco Diago, perdieron 510 religiosos y sólo quedaron vivos 130. Esto influyo en el decaimiento moral de la vida religiosa y en una quiebra económica de las Casas religiosas.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

109. El beato Raimundo de Capua escribió la vida de santa Inés de Montepulciano en 1365-1366, cuando era director espiritual de las hermanas dominicas de Montepulciano, unos 50 años después de la muerte de la santa. Todo lo que escribe está basado en lo que le cuentan cuatro hermanas de su convento que habían vivido con ella. Sobre muchos milagros después de su muerte, el beato Raimundo hace referencia a los documentos escritos que encontró en el convento y que estaban autentificados por notarios. Probablemente hace alusión a una relación antigua que, según el parecer de los historiadores, habría escrito fray Jacopo de Laterino, el dominico nombrado por el mismo Raimundo en la tercera parte de su obra.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

108. La vida de san Benito de Palermo es la vida de un santo negro, nacido esclavo según unos autores o libre de padres esclavos según otros. Lo cierto es que tuvo que sufrir mucho de cuantos lo veían, por ser negro, como una persona de inferior categoría. Él por su parte era muy humilde y decía, cuando querían alabarlo por su santidad y sus milagros, que era un pobre esclavo.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

108. La vida de la beata Osanna Andreasi es la vida de una gran santa mística, que tuvo muchos carismas. Entre ellos los estigmas de Jesús, el don de profecía, de bilocación, de discernimiento de espíritus, éxtasis e incluso el de hacer milagros, curando a enfermos. esde que tenía cinco años Dios la escogió para hacer de ella una gran santa, pues ya en esa edad empezó a tener visiones y éxtasis sobrenaturales. Jesús y la Virgen María le enseñaron a leer y escribir sin haber ido a la escuela. Y ella desde los siete años consagró a Dios su virginidad.

Bajar libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

107. VIDA DE SAN MILLÁN Y SU INFLUENCIA A TRAVÉS DE LOS SIGLOS
La vida de san Millán o san Emiliano, como también se le llama, es una vida de gran trascendencia histórica. Su influencia llega hasta nuestros días principalmente a través del monasterio de san Millán de la Cogolla.

Bajar libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

106. La vida de santa Juana Francisca Fremiot de Chantal es una vida rica en experiencias humanas y divinas. Ella dio a luz seis hijos y quedó viuda después de ocho años de casada. Se mantuvo viuda dedicada a la vida espiritual y al cuidado y educación de sus hijos por nueve años. Y después entró a formar parte de la nueva Orden que fundó san Francisco de Sales, la Orden de la Visitación de Santa María.

Bajar libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

105. La vida de san CAMILO DE LELIS es la vida de un pecador que fue expulsado del hospital por su mala conducta y que llegó a ser patrono de los enfermos y de los hospitales por su entrega total al servicio de los enfermos. Fundó una Orden religiosa: ministros de los enfermos, conocida como Orden de los camilos, que se dedica especialmente al servicio de los enfermos en hospitales, residencias para ancianos, centros para discapacitados, etc.

Bajar libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

104. La vida del beato Bernardo de Hoyos es una vida corta, pero llena de Dios. Fue el apóstol de la devoción al Corazón de Jesús en España. Murió a los 24 años, recién ordenado sacerdote, pero Dios lo elevó a las grandes alturas de la santidad, comparable a la de los más grandes santos de la Iglesia. No sólo tuvo la gracia del desposorio con Jesús, sino que tuvo muchos carismas y dones sobrenaturales, que lo hacen un santo muy especial.

Bajar libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

103. San Antonio María Zaccaría es un santo del siglo XVI, que funda dos Congregaciones, de hombres y mujeres, y fue gran devoto de san Pablo, a quien p uso como protector y patrono de sus religiosos. Murió muy joven, a los 36 años de edad, pero su vida fue tan rica en experiencias sobrenaturales y en frutos espirituales que ha hecho más que muchos sacerdotes juntos aun con larga vida.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

102. La vida de san Lorenzo de Brindis es una vida hermosa, porque en él se manifiesta la gracia de Dios en todo su poder. Dios le dio algunos carismas extraordinarios, especialmente durante las batallas de los cristianos contra los turcos en que, yendo desarmado, solamente mostrando una cruz y bendiciendo a todos con ella, las balas se detenían o caían en lugares donde no había nadie e incluso en algunos casos hasta se regresaban contra los mismos enemigos. Son cosas que parecen imposibles, pero que los testigos oculares las cuentan por haberlas visto con sus propios ojos.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

101. San José de Anchieta es uno de los grandes santos de la Iglesia católica. Un gran investigador de la flora, fauna y geología del Brasil, a quien se le considera uno de los fundadores del país. Fundó la ciudad de Sao Paulo y contribuyó a la fundación de la ciudad de San Sebastián de Río de Janeiro.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

100. El beato Marcos de Aviano es un personaje importante dentro de la historia de la Iglesia. Primero fue un gran santo. En sus predicaciones a lo largo de diversos países de Europa, reunía decenas de miles de oyentes y Dios hacía muchísimos milagros por su intercesión. Después de sus prédicas, les inculcaba a todos a pensar en sus pecados, hacer un acto de contrición y recibir con fe la bendición. Y Dios hacía en todas partes maravillas.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

99. El relato del martirio de las 16 mártires carmelitas de Compiègne es hermoso, porque las 16 religiosas del convento, incluyendo una novicia y dos torneras o sirvientas exteriores, dieron un ejemplo heroico para la posteridad.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

98. La sierva de Dios Luisa Piccarreta es una gran mística, que recibió de Jesús muchos mensajes sobre su divina voluntad y sobre cómo los hombres deben unir su voluntad a la suya por el amor. De ahí que a Luisa, Jesús la llamaba la pequeña hija de su divina voluntad.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

97. La vida de santa Teresa de Jesús Jornet es una vida hermosa. Una vida de entrega y sacrificio, un ejemplo para todos, porque todos debemos vivir en una dimensión de eternidad y dar sentido a la vida amando, sirviendo y haciendo el bien a los demás. La Madre Teresa Jornet encontró la misión de su vida en el cuidado y atención corporal y espiritual a los ancianos desamparados. Era tanto su amor a ellos que no se contentaba con que las otras hermanitas hicieran el trabajo. En la medida de sus fuerzas y de su salud, siempre delicada, era ella la primera que hacía las cosas, cuidando a los ancianos y demostrándoles de mil maneras su cariño y cercanía. Es cierto que tuvo muchos dolores y limitaciones corporales por sus males del aparato digestivo, pero todo lo ofrecía al Señor como víctima de amor por la salvación de sus ancianos. El Señor la bendijo y le envió muchas vocaciones. La Congregación creció tanto que, al morir ella, con sólo 54 años, ya había 103 Casas en España y América; y eran más de dos mil religiosas.

Bajar libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

96. La vida de san Diego de Alcalá, o como antiguamente era llamado, san Diego de San Nicolás del Puerto, por el lugar donde nació, es una vida maravillosa, porque está llena de maravillas de Dios. Fue un santo eminentemente taumaturgo. Con la señal de la cruz o ungiendo a los enfermos con el aceite de la lámpara que ardía ante la imagen de la Virgen, Dios hacía por su intercesión espectaculares milagros. Y esto, no sólo en vida, sino especialmente después de su muerte. Entre los que fueron curados después de su muerte está el caso del príncipe Carlos, hijo del rey Felipe II de España. Nuestro santo era un hermano lego, un simple religioso, no sacerdote, dedicado a las labores más humildes del convento como cocinero, enfermero, hortelano, portero, etc.

Bajar libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

95. La vida de santa Catalina Labouré es una vida hermosa, especialmente por las apariciones que tuvo de la Virgen María y por las maravillas que Dios ha obrado en el mundo entero por medio de la famosa medalla, llamada milagrosa. Ella era una sencilla ama de casa desde los doce años, en que su hermana mayor se fue al convento, y ella quedó al frente de los trabajos de la casa, ya que su madre había muerto. Después de mucho rezar, pudo al fin conseguir el permiso de su padre para entrar al convento de las hijas de la Caridad, donde se santificó haciendo los trabajos más humildes. Primero fue cocinera, después lavandera y más tarde le encargaron el cuidado de los ancianos del hospicio.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

94. La vida de san Claudio de la Colombière es una vida centrada en el Corazón de Jesús. Fue un religioso jesuita que tuvo la gracia inmensa de ser director espiritual de santa Margarita María de Alacoque, la que recibió de Jesús las revelaciones del Sagrado Corazón. San Claudio fue quien le aseguró que eran auténticas las revelaciones divinas y no visiones imaginarias, como le decían sus hermanas y los sacerdotes de la ciudad. Le mandó que escribiera las revelaciones y ambos fueron los primeros en consagrarse al Corazón de Jesús.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

93. La vida del beato Sebastián de Aparicio es una vida espectacular, porque fue una vida llena de milagros. Su comunicación con los santos y los ángeles era continua y, cuando tenía alguna necesidad, ellos venían en su ayuda. Algunos santos eran sus amigos especiales, como el apóstol Santiago, su padre san Francisco, san Diego de Alcalá, san Antonio de Padua... También se le aparecían con frecuencia las almas del purgatorio y los ángeles para ayudarle en los momentos difíciles.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

92. La vida de san Leopoldo Mandic es una vida sencilla, pero llena de Dios. Él era un hombre pequeñito de estatura, de apenas un metro, treinta y cinco centímetros, con dificultad de pronunciación y con muchos achaques físicos; entre otros el de la artritis deformante. Sin embargo, era un hombre lleno de Dios. Hacía mucha oración ante Jesús Eucaristía, amaba mucho a la Virgen María y recibió de Dios muchos dones y carismas sobrenaturales como el de conocimiento sobrenatural, bilocación, levitación, éxtasis y el don de hacer milagros.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

91. La vida de san Félix de Cantalicio es una vida hermosa, llena de milagros y de gracias extraordinarias. Era un hermano religioso capuchino, un hermano lego o hermano de obediencia, no era sacerdote. Se consideraba a sí mismo como el burro de los frailes. Y todos los días durante 40 años salía con otro compañero a recorrer las calles de Roma como limosnero a pedir el pan, el vino y el aceite. A veces también leña, para las necesidades del convento.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

90. La vida de santa María Soledad Torres Acosta es una vida singular. Fue una persona aparentemente vulgar, sin nada que llamase exteriormente la atención. Era pequeña estatura y no muy agraciada. Sin embargo, Dios la colmó de abundantes bendiciones espirituales. Monseñor Toribio Minguella, obispo de Sigüenza, hablando de la Madre, afirma en una Memoria leída en un Congreso católico de Madrid: Mujer de pobre apariencia, de vulgar aspecto, de un exterior que nada notable ofrecía, era de espíritu superior, de temple santamente enérgico y, al mismo tiempo, de carácter dulcísimo, que la hacía dueña de los corazones.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

89. La vida de santa Catalina de Siena es una vida realmente sobrenatural. Dios la escogió desde muy niña y la fue preparando para servir a la Iglesia y dar la  vida por ella. Pertenecía a la tercera Orden secular de santo Domingo, al grupo llamado de las mantelatas o hermanas de la penitencia de santo Domingo de Guzmán, el fundador de los padres dominicos.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

88. La vida de San Miguel de los Santos es una vida carismática de primer orden. Tuvo muchos dones sobrenaturales. Quizás el más espectacular fue el del cambio de corazones, que está atestiguado por muchas personas dignas de fe, especialmente de su Orden. Un día se le apareció Jesús y, ante las ansias tan grandes que tenía Miguel de amar a todos con su Corazón divino, se lo hizo realidad. A partir de ese momento vivía con el Corazón de Jesús. Gracia que tuvo santa Catalina de Sena y algunos pocos más.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

87. La vida del beato Querubín de Avillana es poco conocida en el mundo. Él fue un religioso de la Orden de San Agustín, del siglo XV, que murió a los 28 años de edad, llevando una vida de santidad, que quedó grabada permanentemente en la mente de sus paisanos de Avillana. Sus milagros en vida y después de su muerte hicieron que muchos devotos acudieran a él en casos de enfermedades o graves problemas sociales. Y Dios escuchó sus súplicas y concedió muchas gracias y bendiciones a sus devotos y a su pueblo.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

86. La vida del beato Diego José de Cádiz es una vida hermosa, la vida de un gran predicador, a quien la gente llamaba el segundo San Pablo. Fue verdaderamente el apóstol de España y, en especial, de Andalucía. Para cumplir bien su ministerio al Señor le concedió varios dones extraordinarios.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

85. La vida del padre Eduardo Lamy es una vida extraordinaria. Veía con mucha frecuencia a la Virgen María, a san José, al arcángel san Gabriel, a su ángel custodio y a muchos ángeles. Dios le concedió la gracia de poder vivir en carne propia la  realidad maravillosa de la comunión de los santos y poder contar sus experiencias para nuestro provecho y bendición.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

84. El padre Maximiliano Kolbe fue un mártir de la caridad. Fue capaz de dar su vida para salvar la vida de otro prisionero, padre de familia, que había sido escogido para ir al bunker de la muerte. Se había escapado del campo de concentración un prisionero y los alemanes escogieron a 10 en su lugar para castigarlos con la muerte por hambre. El padre Kolbe pidió sustituir a uno de ellos; y al comandante del campo, que le preguntó quién era, pudo decirle: Soy sacerdote católico. Desde ese día, su recuerdo quedó grabado en los corazones de todos los compañeros del campo. Todos lo consideraron como un hombre extraordinario. Hasta los mismos alemanes reconocían que nunca habían visto a alguien como él, ni siquiera entre los sacerdotes. Su testimonio de vida sigue brillando hasta el día de hoy y brillará durante siglos hasta el fin de los tiempos.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

<

83. La vida de santa María de Jesús Crucificado es una vida llena de dones sobrenaturales. Fue una de las santas místicas por excelencia. Adeºmás de otros carismas como bilocación, conocimiento sobrenatural, profecía..., tuvo los estigmas o llagas de Cristo, hemografías y hasta posesión diabólica y posesión angélica, como veremos. También nuestro Señor le concedió la gracia de fundar el Carmelo de Belén y de comenzar los trámites para el Carmelo de Nazaret en Tierra Santa.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

82. La vida de sor Josefina Benvenuti es una vida fuera de lo común. Era una niña africana del sur del Sudán que fue raptada a los ocho años por dos negreros musulmanes y llevada al mercado de esclavos de Alejandría en Egipto.Allí fue vendida y revendida hasta que llegó a manos de un turco más benevolente que los anteriores y de donde la rescató el padre Nicolás Olivieri por 350 liras. Fue llevada a Italia para ser educada humana y cristianamente en un convento de religiosas. Y allí se quedó para siempre. Se enamoró de tal modo de Jesucristo que su entrega fue total desde el día de su bautismo y de su primera comunión a los 10 años de edad.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

81. La vida del padre LUIS TEZZA es la vida de un hombre apostólico. Tenía celo de Dios y de su gloria. Sentía dentro de su corazón un fuego que no lo dejaba estar tranquilo y debía buscar trabajo para poder satisfacer de alguna manera su sed de almas para Dios. En todas partes donde vivió, tanto en Italia, como en Francia o en el Perú estuvo dedicado a asistir a los enfermos, a confesar, a predicar y a cumplir su trabajo de Superior en los distintos ministerios que le encomendaron.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

80. Santa MARIANA DE JESÚS es una santa joven. Murió a los 26 años de edad y en tan corta vida llegó a las más altas cumbres de la santidad. Su vida fue una fuente inmensa de gracias para su familia, para sus conocidos, para su patria y para el mundo entero. Y ella sigue viviendo y bendiciendo, porque la muerte total no existe, no existen los muertos. Sólo existen los vivos de aquí y los vivos de allí, ambos en distinta dimensión, si queremos hablar así, pero todos en las manos de Dios.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

79. BEATO GRACIA DE CÁTARO, MODELO DE HERMANOS AGUSTINOS. La vida del beato Gracia de Cátaro es una vida sencilla. Nació en una familia pobre de Dalmacia. Al igual que su padre, fue pescador en el mar Adriático y más tarde, durante muchos años, transportaba en su barca mercancías como aceite, lana, queso, carne y otros artículos alimenticios a Venecia. Su vida espiritual se forjó en la soledad del mar, mirando la inmensidad de las aguas que le recordaban la inmensidad del universo y la infinitud de Dios. Tenía un alma buena y, por ello, inclinada a la oración. Allí, entre cielo y el mar, en el silencio de la tarde o entre el bullicio de las olas, hablaba con Dios y fortalecía su fe.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

78. La vida de la beata Ángela Salawa es la vida de una sencilla empleada doméstica que pudo santificarse y llegar a las altas cumbres de la santidad sin hacer grandes cosas, humanamente hablando. Ella era una mujer pobre y sencilla que fue a Cracovia (Polonia) en busca de trabajo. No le fue fácil. Al principio tuvo que cambiar de trabajo varias veces, pero se hizo querer de sus patronos y de sus compañeras de oficio.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

77. La vida de la sierva de Dios Isabel María Satoko Kitahara es una vida impresionante. Ha sido llamada la Schweitzer del Japón, comparándola con el gran médico alsaciano que dejó todas las comodidades de Europa y se fue a atender a los más pobres del África ecuatorial.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

76. La vida de santa María Francisca de las cinco llagas es la vida de una santa estigmatizada. Fue tanta su unión con Cristo que mereció llevar en su cuerpo sus propias llagas. Tuvo muchos dones y carismas sobrenaturales como el de bilocación, conocimiento sobrenatural, profecía, perfume sobrenatural, curación de enfermos... Su vida fue un prodigio de Dios. Vivió con continuos sufrimientos que, ofrecidos con amor, salvaron infinidad de almas para el cielo. Convirtió a muchos pecadores y liberó a muchas almas del purgatorio.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

<

75. San LUIS ORIONE fue un hombre de temperamento fogoso, dinámico, emprendedor, de oratoria fácil y cautivadora. Un hombre de Dios que supo captar las necesidades de los hombres y de la Iglesia y lanzarse con gran confianza en los brazos de la divina providencia para ayudar en la solución de los diferentes problemas, especialmente, de los más pobres y abandonados de la sociedad. Fundó la Congregación de los hijos de la divina providencia, de las pequeñas hermanas misioneras de la Caridad, de los ermitaños contemplativos, de las contemplativas de Jesús crucificado y del Instituto secular orionita. Fue realmente un hombre de su tiempo, entregado totalmente a Dios y al prójimo. El Papa Juan Pablo II, con motivo del 50 aniversario de su muerte el 12 de marzo de 1990, dijo: Don Orione quiso hacer de Dios el corazón del mundo después de haber hecho de él el corazón de su corazón.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

74. La vida de Concepción Cabrera de Armida es una vida admirable, llena de carismas y de dones extraordinarios de Dios. Fundó la Congregación de las religiosas de la Cruz, fue le inspiradora de los misioneros del Espíritu Santo y de otras Obras de la Cruz para sacerdotes, obispos o simples laicos. lla no fue religiosa, fue una mujer casada, que tuvo nueve hijos y vivió siempre en su casa con su familia y entre familiares, pero Dios la escogió para elevarla a las más altas cumbres del espíritu. No sólo le concedió la gracia del matrimonio espiritual o unión transformante, sino también la de la encarnación mística.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

<

73. La vida de san Juan de Ávila es la de un hombre sabio y santo. Su mayor carisma fue la predicación y a ella se dedicó en cuerpo y alma, consiguiendo la conversión de muchas personas, entre ellas algunas que fueron grandes santos, como san Juan de Dios o san Francisco de Borja. l amor de sus amores era Jesús Eucaristía y, por eso, celebraba la misa con tanta devoción. Entre sus muchos escritos dejó 27 tratados sobre el Santísimo Sacramento. Fue realmente un hombre admirable y Dios manifestó su santidad dándole carismas sobrenaturales para curar enfermos, convertir a los pecadores, conocer el futuro o hacer milagros.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

72. El relato de la muerte de los 800 mártires de Otranto en 1480 es una de las epopeyas más significativas de la historia de la Iglesia católica. Antes que renegar de su fe, estos católicos prefirieron morir a manos de los musulmanes, que habían tomado su ciudad de Otranto en el extremo sur de Italia. Y Dios manifestó su poder con grandes prodigios a lo largo de los años y lo sigue haciendo incluso en la actualidad . Sus cuerpos permanecieron incorruptos, ilesos y con buen olor durante trece meses, a pesar de haber quedado insepultos en el lugar de su martirio. Las aves y los animales los respetaron. Al encontrarlos después de ese tiempo, parecían que habían sido martirizados recientemente. Todos los testigos y todos los historiadores atestiguan que por la noche se veían sobre sus cuerpos luces como si fueran lámparas encendidas. A lo largo de los años continuaron los prodigios. En ocasiones los veían caminar misteriosamente por la noche en procesión. Cuando los turcos intentaron de nuevo tomar Otranto, los vieron como soldados misteriosos sobre las murallas. Y los milagros de curaciones y otros fenómenos milagrosos son incontables.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

71. Para entender la vida de la Madre María de San José es importante anotar que en los primeros años de su vida gobernó el país el presidente A. Guzmán Blanco (1870-1887), dejando una estela de persecución tenaz contra la Iglesia y las instituciones religiosas de Venezuela. Desterró al arzobispo de Caracas Mons. Silvestre Guevara y Lira en 1870 y en 1872 decretó la supresión de los seminarios eclesiásticos. En 1874 suprimió los conventos de las comunidades religiosas masculinas y femeninas, expropiando todos sus bienes y rentas en beneficio de las universidades y pasando los edificios al uso público de la nación. En 1876 presentó al Congreso nacional una ley para la creación de una Iglesia nacional, independiente de Roma, que fue aprobada por el Congreso, pero que no llegó a hacerse realidad.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

70. La vida de san Francisco de Paula es una vida llena de milagros. Fue un gran taumaturgo, es decir, Dios hacía muchos milagros por su intercesión. En todas partes donde vivió, tanto en Italia como en Francia, la gente corría a su encuentro para que orara por su salud.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

69. La vida del beato Juan de Palafox es una vida de intensa espiritualidad a pesar de sus muchas actividades desarrolladas como virrey de México y obispo de Puebla. Precisamente por querer hacer justicia y evitar toda huella de corrupción, tuvo muchos perseguidores y enemigos. Pero todo lo sobrellevó con paciencia por amor a Dios.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

68. La actividad misionera del padre Damián, el apóstol de los leprosos, se desarrolló en el archipiélago de las islas Hawai. Es un lugar llamado el paraíso del Pacífico o país de la eterna primavera con muchas palmeras gigantes, magnolias, naranjos, etc. El archipiélago de las islas Hawai o islas Sandwich comprende ocho islas mayores y una serie de islotes en un arco de 3.888 kilómetros en medio del océano Pacífico. Sus principales islas son Kauai, Ohau, donde está la capital Honolulú, Molokai, Lanai, Maui, Hawai, que es la más grande en extensión y da nombre al archipiélago. Hay un importante puerto, famoso desde la segunda guerra mundial, donde esta la base naval de Estados Unidos, que es Pearl Harbor.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

67. Santa María Goretti es una santa sencilla y humilde. Murió a los 11 años de edad, pero su madurez humana superaba con mucho la edad cronológica. En su casa hacía las faenas domésticas mientras su madre trabajaba en el campo, pues ya había muerto su papá. Cuidaba a sus hermanitos pequeños, les hacía rezar y los educaba con sus consejos y buenos ejemplos.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

66. La vida de la beata Madre Esperanza de Jesús está llena de carismas y dones sobrenaturales. Es una santa multifacética. Fue fundadora de varias Congregaciones: Esclavas del amor misericordioso, hijos del amor misericordioso y laicos (hombres y mujeres) del amor misericordioso. Tuvo carismas como éxtasis, levitación, bilocación, estigmas, conocimiento sobrenatural, profecía. Dios hacía por su medio innumerables milagros, especialmente multiplicando los alimentos para darles la comida a los pobres en sus centros de acogida y en los asilos donde recibían a niños y niñas pobres.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

65. El padre Francisco del Castillo, jesuita, es llamado el apóstol de Lima, porque en el siglo XVII en que vivió se dedicó totalmente a la evangelización de esta su ciudad natal. Su principal apostolado fueron los morenos, pero también los encarcelados, los enfermos, los pobres y todos los que se encontraban en necesidad.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

64. La vida de san Francisco de Asís es una vida hermosa en el mejor sentido de la palabra. Amaba la naturaleza y hoy sería un gran ecologista para defenderla de tantos ataques de la minería informal, de la tala indiscriminada de árboles, de los derrames de petróleo, que afectan contra la fauna y flora de las selvas, y de tantos ataques de los seres humanos, que por caza abusiva de especies de animales, los llevan al borde de la extinción. an Francisco es el santo amigo de los animales. Dios le dio entre otros dones sobrenaturales el de poder tener un dominio natural sobre los animales, que lo seguían como a un amigo, sin miedo y sin temor. Son muchos los testimonios de su vida sobre su amor en defensa de los animales, que hacen de su vida un canto de alabanza al Creador de todas las cosas. De ahí la hermosura de su himno Cántico de las criaturas.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

63. La vida de santa Mónica, la madre del gran san Agustín, es una vida sencilla sin muchos milagros ni maravillas como se dan en la vida de otros santos. Su vida se puede resumir en el fiel cumplimiento de sus obligaciones como esposa, madre y viuda. Cumplió a carta cabal sus obligaciones, siendo una esposa siempre atenta a las necesidades del esposo, sin provocarlo en sus cóleras, sin contradecirlo públicamente y siempre atenta a darle gusto y hacerlo feliz.Como madre, en todo momento estuvo preocupada por sus tres hijos, no solamente en lo material, sino especialmente en lo espiritual. Por eso sufrió tanto al ver a su hijo Agustín extraviarse del buen camino. Lo siguió por tierra y por mar, oró día y noche durante años. Nunca se cansó de rezar y, al final, se cumplió la promesa que el Señor le había hecho en una visión de que lo vería cristiano católico. Cuando llegó ese momento y, viendo a su hijo ya convertido y entregado al servicio de Dios, manifestó su deseo de poder morir en paz, porque ya su misión había terminado en este mundo.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

62. Sor Ángeles del Niñito Jesús fue una religiosa santa de las canónigas regulares lateranenses de San Agustín. Nació en Galicia y murió en su convento de Palencia en 1988. Su idiosincrasia gallega la manifestaba a través de todos los poros de su ser. Le costó acostumbrarse al aire castellano. Sufrió mucho al principio por ello. Pero después, por amor a Dios, se fue acostumbrando y se sentía feliz en su convento, ofreciendo su vida y su amor al Amor de los amores, Jesús sacramentado.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

61. La vida de santa Teresa de los Andes es una vida fresca y hermosa como ella, que murió a los 19 años en plena juventud. Ella desde niña sintió un deseo muy grande de amar a Dios. Después de su primera comunión este deseo se fue aumentando, ya que Jesús le hablaba y le enseñaba a vivir una vida de entrega total.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

60. La vida de san Felipe Neri es una vida emocionante, porque es un santo muy alegre. La alegría fue una característica muy importante de su vida. Le gustaba catequizar a los niños y jóvenes. Y jugaba con ellos y no le importaban los ruidos con tal, decía él, que no ofendieran a Dios.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

59. El Papa bueno, Juan XXIII, destaca en su vida por su gran bondad con todos. Para él no había distinción de seres humanos por su religión, raza o condición económica. Él los quería a todos y a todos ayudaba. Era amable y agradable de trato. Era una persona de Dios que irradiaba amor y que sentía la necesidad de ayudar, servir y hacer el bien a todo el mundo. Eso no quiere decir que no tuviera que pasar dificultades. No le faltaron incomprensiones, incluso de sus Superiores eclesiásticos, que a veces lo consideraban demasiado ingenuo, que no veía el mal en los otros; o demasiado comprensivo para aceptar a las personas tal como eran y quererlas así.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

58. Natuzza Evolo ha sido una gran mística de nuestro tiempo. Su vida fue realmente impresionante y nos enseña que el más allá y el más acá están unidos en Dios y que los seres del otro mundo viven entre nosotros y no en otro mundo lejano e inaccesible. Tuvo numerosos dones y carismas desde muy pequeña, cuando ya se le aparecía el Niño Jesús. Pronto Dios le concedió la gracia de poder ver a los difuntos, a los ángeles y a los santos. Otros dones extraordinarios fueron la bilocación, el conocimiento sobrenatural, la profecía, la curación de enfermos; pero, sobre todo, uno que, según algunos, es único, y por el cual ella destaca en la historia de la Iglesia: se trata de las hemografías o escritos con sangre que, sin quererlo, se imprimían en telas o pañuelos colocadas sobre su cuerpo. Este hecho tan asombroso e inexplicable científicamente llamó poderosamente la atención de algunos científicos, pero nadie ha podido hasta ahora explicar este fenómeno sobrenatural.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

57. San Andrés Bessette, llamado el hermano Andrés, es el primer santo de Canadá, el más grande devoto de san José, el que ha construido la gran basílica u Oratorio de San José en Montreal en honor del santo, que tiene la cúpula más grande del mundo, después de la iglesia del Vaticano. Fue un gran taumaturgo, pues durante su vida, y después de su muerte, hizo miles de curaciones extraordinarias, muchas de ellas milagrosas.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

56. La vida de santa María Micaela del Santísimo Sacramento es una vida centrada en la Eucaristía y en la providencia de Dios. Desde niña estuvo abierta a las necesidades de la gente más pobre y necesitada. Más tarde buscaba enfermos a quienes ayudar en sus propias casas o en sus visitas al hospital de San Juan de Dios. Allí conoció a las chicas de la calle con enfermedades venéreas y otros graves problemas de explotación, soledad y desamparo. Así surgió en ella la inspiración de poder abrir una casa para poder acogerlas y ayudarles a comenzar una nueva vida.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

55. Uno de estos ilustres mártires de Japón fue santa Magdalena de Nagasaki, terciaria agustina recoleta, que a sus 22 años padeció el tormento de las cuevas o de la fosa, el tormento más insoportable inventado por el hombre. Y permaneció en él durante catorce días por el poder de Dios. Y hubiera permanecido más, si no se hubiera ahogado. Pero lo más sorprendente fue que, a pesar de sus tormentos, cantaba himnos a Dios, estando boca abajo en una hoya sangrando por la cabeza. Lo hacía con una voz que todos dicen que no parecía de este mundo. Y era tanto su amor a Dios y la emoción que despertaban sus canciones, que podemos llamarla la santa Cecilia japonesa. Podía ser también como ella patrona de los músicos que cantan a Dios, ya que toda su vida podemos considerarla un canto de amor a Dios, y a ella podemos llamarla Magdalena de la alegría.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

54. La vida san Ezequiel Moreno es una vida llena de aventuras y dificultades. No fue la de un fraile que pasa su vida en su convento dedicado a la oración y a la penitencia. Su vida fue una vida activa y apostólica. Antes de ser ordenado sacerdote, sus Superiores lo envían a Filipinas, donde termina sus estudios y comienza su apostolado como capellán castrense en la fundación de la nueva ciudad de Puerto Princesa en Palawan. Continuará desarrollando su ministerio pastoral en otras parroquias del archipiélago filipino, dando siempre ejemplo de celo y preocupación por la salvación de las almas.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

53. La vida de santo Toribio de Mogrovejo es una vida apasionante, llena de aventuras. Era un padre para todos, especialmente para los indios y negros, que encontraban en él un padre amable que los acogía con cariño y les ayudaba en todas sus dificultades. Su celo por la salvación de las almas lo llevó a los lugares más remotos de la gran geografía del Perú.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

52. La vida de san Benito de Nursia se desarrolla a caballo entre los siglos V y VI. Eran tiempos de desorden y desorganización social con muchas guerras en Italia y en otros países de Europa, invadidos por las hordas de los bárbaros. Así denominaban al principio los romanos a los extranjeros, pero después ha quedado el vocablo como sinónimo de crueldad.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

51. A san Alfonso María de Ligorio, cuya vida estamos presentando, se le ha llamado el más santo de los napolitanos y el más napolitano de los santos. Nació y vivió en el reino de Nápoles, en Italia, en el siglo XVIII, el siglo llamado por algunos el siglo de las luces. Lo que sí podemos decir es que él fue una luz intensa en el mundo en que vivió, pues con su santidad, sus milagros y su apostolado, iluminó las vidas de miles de compatriotas a lo largo de sus 90 años de vida.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

50. La vida de santa Juana de Arco no es una leyenda, sino una hermosa realidad, aunque muchos no hayan creído nunca en su misión sobrenatural para salvar a Francia de la ocupación inglesa. Estamos en el siglo XV, un siglo de luchas civiles entre los mismos franceses. El rey de Inglaterra se consideraba heredero de la corona de Francia y deseaba conseguirla por la fuerza de las armas, si no lo podía conseguir pacíficamente. Muchos franceses, entre ellos los borgoñones, los apoyaron; de modo que el rey inglés firmaba con el nombre de rey de Inglaterra y de Francia.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

49. La vida de santa FAUSTINA KOWALSKA es una vida llena de amor y de misericordia. Ella quiso que en su vida brillara en todo su esplendor la misericordia de Dios y Dios la escogió para ser apóstol y mensajera de su misericordia en el mundo. Jesús se le aparecía frecuentemente y le mandó pintar una imagen tal como lo veía, con dos rayos (blanco y rojo), saliendo de su Corazón. Es la imagen tan conocida del Señor de la misericordia. Jesús le enseñó la coronilla de la misericordia para que la rezara especialmente por los pecadores y agonizantes, prometiendo muchas bendiciones a los que la rezaran y también a quienes fueran apóstoles de la misericordia.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

48. La vida de santa Teresa de Jesús es una vida llena de luz, de alegría y de amor. Es una vida hermosa, porque vemos en ella una vida llena de Dios, que se desbordó en hacer el bien y alegrar la vida de los demás. Tenía un carácter muy alegre y simpático, y todos se sentían bien a su lado. No era una santa triste, sino todo lo contrario. La alegría y el buen humor estaban siempre en ella a flor de piel. Era una santa que repartía alegría, que no permitía que hablaran mal de nadie en su presencia, que siempre perdonaba las injurias.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

<

47. La vida de san Juan de la Cruz es una vida hermosa, pues manifiesta cómo el amor de Dios es capaz de transformar una vida y llevarla a la cumbre de la santidad. Su característica especial fue la cruz. No sólo tuvo que sufrir mucho por sus enfermedades, sino que él buscaba la cruz como medio para manifestar su amor a Dios. Y Dios, que es un Padre bueno y no se deja ganar en generosidad, le daba carismas extraordinarios para el servicio de su comunidad religiosa y de todos los que le rodeaban.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

46. La vida de la beata sor Ana de San Bartolomé es una maravilla de Dios en el mundo. Dios le regaló carismas sobrenaturales para servir mejor a sus hermanas y a la Iglesia. La santa Madre Teresa de Jesús la tenía en tanta consideración por sus virtudes que quiso que, desde novicia, fuera su compañera y enfermera; y la acompañó en sus viajes en los últimos cinco años de la vida de la santa, quien murió en sus brazos.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

45. La vida de la Madre Teresa de Calcuta es una vida emocionante. A ella la llamaron en vida Madre de los pobres, Madre universal Madre del mundo entero. En todas partes la conocían, porque sus religiosas atendían a los más pobres y necesitados de la sociedad. También fue una Madre para todas sus religiosas misioneras de la Caridad y para las otras ramas de hermanos misioneros de vida activa, de vida contemplativa y de sacerdotes misioneros de la Caridad. Ella fundó una Asociación de colaboradores laicos, que pasan de tres millones, de los cuales muchos (20%) no son católicos. De todas partes del mundo le llegaba ayuda, y Dios, con su providencia amorosa, solucionaba sus problemas y le daba casas hasta en los países comunistas o musulmanes donde no había podido entrar hasta entonces ningún sacerdote.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

44. La vida de Madre (Beata) María Pilar Izquierdo Albero (1906-1945) se desarrolla en una época de decadencia política, social y religiosa de la historia de España. Desde principios del siglo XX había graves desórdenes sociales. El año 1925 el general Primo de Rivera tomó el mando y organizó una Dictadura militar (1925-1930). En 1931, ante el fracaso de la Dictadura , surge la Segunda República y el rey Alfonso XIII debe ir al exilio, a Roma, para evitar mayores males. Pero el gobierno republicano aumentó los graves problemas, pues se recrudeció la lucha de clases y fue atacada despiadadamente la fe católica y todos sus representantes, trayendo como consecuencia en 1936 la guerra civil (1936-1939).

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

43. La vida del beato Junípero Serra es la vida de un gran misionero. Algunos lo llaman el último de los conquistadores españoles; otros dicen que fue el más santo de los conquistadores. Hay quienes lo nombran como el apóstol de California, pues fue el pionero en la evangelización y civilización de esta gran región del Estado de California en los Estados Unidos.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

42. Juan Pablo II, El Grande. La vida de Juan Pablo II es una vida fascinante. Por eso, se le ha empezado a llamar el Grande (Magno). Fue un hombre de fe a toda prueba. Una fe probada desde niño en el sufrimiento por la pérdida temprana de sus padres y de su único hermano. Pero, al quedar solo en el mundo, se refugió en Dios, lo que lo llevó a escoger el sacerdocio para dar sentido a su vida y vivir a tiempo completo al servicio de los demás

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

41. Tú puedes ser santo, vida de San  Josemaría  Escrivá de Balaguer. La vida de san Josemaría Escrivá de Balaguer es una vida hermosa. Él nos enseña que todos podemos llegar a la santidad, que ser santos no es un privilegio de unos pocos privilegiados, sino un deber de todos. La llamada a la santidad es universal. Dios quiere que seamos santos. Tú puedes ser santo. Para ello hace falta que tengas una firme decisión y que todo lo hagas con amor y por amor a Dios y a los demás. No hay que hacer cosas raras. Sólo hacer lo ordinario de cada día de modo extraordinario. A veces, es difícil vivir a contracorriente del mundo que nos rodea, pero vale la pena intentarlo. Dios no se dejará ganar en generosidad y nos dará una gran alegría y paz que no se puede comparar con ningún placer de este mundo.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

40. San Pascual Bailón, apóstol de la Eucaristía. La vida de san Pascual es una vida de maravilla y sencillez. Es un santo pequeño a los ojos del mundo, un simple hermano lego franciscano, que hacía las tareas más humildes del convento, pero que ante Dios era el más grande y santo. Su bondad y amabilidad hacía que todos se sintieran atraídos hacia él. A todos servía y atendía con caridad, especialmente a los pobres, a quienes servía de comer todos los días

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

39. La vida de beata Inés de Benigánim es una vida llena de maravillas. Lo natural y lo sobrenatural se entremezclan en ella con toda normalidad. Su relación permanente con Jesús, con la Virgen María , con los santos y los ángeles, hacen de su vida un cielo en la tierra; con la diferencia de que en el cielo no se sufre, todo es felicidad, y ella debía sufrir muchas enfermedades y penalidades para ganar almas para Dios.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

38. La vida de sor Gozo de la Trinidad, cuyo nombre de religiosa clarisa era sor María Dolores de la Pasión de Jesús, es una vida de entrega total al Señor. Desde su más tierna infancia, su amor era Jesús Eucaristía y se pasaba mucho tiempo haciendo visitas al Santísimo. Antes de ingresar a la vida religiosa, ya se había consagrado como víctima de amor a Jesús, quien le manifestó en distintas ocasiones que su vocación especial era orar por los sacerdotes.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

37. San Agustín de Hipona fue un incansable buscador de la verdad. Sentía en su corazón un hambre inmensa de ella y de la felicidad. Y buscaba la verdad en los filósofos de su tiempo y buscaba la felicidad en los placeres de la vida, especialmente en el amor car­nal. Y no se sentía satisfecho. En su corazón había un vacío profundo que no le dejaba descansar en paz. Él no era de los hombres que se contentan con poco. Buscaba la plenitud, buscaba a Dios sin saberlo y, sólo cuando lo encontró, pudo por fin respirar y decir en las Confesiones: Nos hiciste, Señor, para Ti y nuestro corazón está insatisfecho hasta que descanse en Ti (Conf. 1, 1)

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

36. San Antonio de Padua es un santo popular, algunos suelen llamarlo el santo de todo el mundo. Su vida es realmente maravillosa. Fue un taumaturgo de primera línea. Sus milagros se cuentan por centenares. Después de su muerte se recopilaron 53 milagros auténticos para su canonización, que fueron leídos ante el Papa Gregorio IX, quien lo canonizó antes del año de su muerte.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

35. San Francisco Solano es uno de los santos más atrayentes de la hagiografía católica. Es un santo que siempre estaba alegre. Muchas veces se extasiaba en su oración ante Jesús sacramentado o cuando estaba en su celda. Y la alegría que sentía en su interior la manifestaba tocando un rabel, que la tradición posterior convirtió en un violín, con el que se le suele representar. Con ese rabelito o arco de madera, con una o dos cuerdas de metal, tocando, cantando y bailando, manifestaba su alegría interior, alabando a Dios. Sus palabras más frecuentes, cuando saludaba o se despedía, eran Glorificado sea Dios Alabado sea Dios .

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

34. San Juan Macías es un santo de todos y para todos. Tuvo muchos dones sobrenaturales de Dios e hizo muchas penitencias, pero fue un santo sencillo. Fue un santo para los pobres, los enfermos, las viudas y los huérfanos y, en especial, para los más marginados de la Lima de su tiempo. Los indios y los negros eran sus amigos, pero también los pobres y los ricos españoles. A todos amaba con amor de padre y a todos los ayudaba. A los pobres les daba de comer todos los días. A los ricos les pedía limosnas para los pobres y los ayudaba y consolaba en sus tribulaciones. Todos acudían a él en busca de un consuelo o de una ayuda.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

33. La vida de san Juan de Dios es una vida de entrega total a Dios. En su juventud recorrió varias ciudades y países. Fue primero pastor de ovejas, después se hizo soldado a las órdenes del emperador Carlos V. Más tarde fue albañil, trabajando en las murallas de Ceuta. A continuación se dedicó a vender estampas y libros religiosos. Hasta que, oyendo un sermón de san Juan de Ávila, se convirtió y fue tal su arrepentimiento y su deseo de sufrir por Cristo que, con el visto bueno de san Juan de Ávila, durante unos meses, se hizo el loco, fingiendo estar loco, para que todos lo despreciaran y así aprendiera a ser humilde. Lo metieron en el hospital con los locos y allí tomó la decisión de tener un hospital propio para poder atender con amor y caridad a los enfermos. En la ciudad de Granada fundó primero un albergue y después un pequeño hospital, que más tarde llegó a ser un gran hospital, construido desde los cimientos.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

32. La vida de santa Teresa de Lisieux o Santa Teresita del Niño Jesús y de la Santa Faz es una vida hermosa. Es la vida de la florecilla de Jesús , como se le suele llamar. Es la vida de una joven que muere a los 24 años de tuberculosis y que, en tan corta edad, llega hasta las cumbres de la santidad, sin hacer nada espectacular, sino simplemente cumpliendo fielmente las obligaciones de cada día. Ella se sentía la hijita pequeña de su Papá Dios. A veces dice que es como un bebé, como un pajarito recién nacido, como un pequeño granito de arena. Todo su deseo era hacer feliz a Jesús, arrojándole las flores de sus buenas obras y de sus pequeños sacrificios. Nunca hizo grandes penitencias, solamente cumplir con las normas establecidas, llevando una vida normal. Pero su gran diferencia con las otras religiosas era que todo lo hacía con amor y por amor. Hacía las cosas ordinarias de modo extraordinario, con todo su amor.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

31. La vida de san Antonio María Claret es la vida de un misionero devorado por la sed de la salvación de las almas. Para realizar su misión, el Señor le concedió muchos dones sobrenaturales, entre ellos el de la curación de enfermos y el del conocimiento sobrenatural. Tenía frecuentes éxtasis y, a veces, lo veían rodeado de resplandores. Muchas veces habla en su Autobiografía que Jesús y la Virgen María se le aparecían. Recibió la gracia inmensa de la conservación milagrosa de las especies sacramentales dentro de sí, es decir, de poder ser un sagrario viviente y de poder llevar siempre consigo a Jesús sacramentado.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

30. San Pedro Claver es un santo extraordinario, que consagró su vida al cuidado y atención de los negros esclavos que llegaban de los países de África occidental. El día de su profesión perpetua se consagró como esclavo de los negros para siempre. Realmente fue admirable en servirlos, atenderlos como un padre, preocupándose de la salud de sus cuerpos y, sobre todo, de su salvación eterna. Para ello no escatimaba trabajos ni sacrificios y tenía un equipo de traductores negros para ayudarle en la tarea de la evangelización.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

29. La vida de san Francisco Javierapóstol de las indias, es una vida llena de emoción. Fue un santo de carácter fuerte, de decisiones firmes y que supo ganarse el cariño y aprecio de los que lo conocieron. Su fe en la providencia de Dios le hizo arrostrar los viajes más peligrosos y las empresas más difíciles, expuesto a peligros de ladrones, de tempestades del mar y de enemigos que lo buscaban para matarlo.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

28. La vida de santa Clara es una de las más emocionantes de la hagiografía católica. El Papa Alejandro IV, en la bula de su canonización, la define como vaso de humildad, joyero de castidad, ardor de caridad, dulzor de benignidad, vigor de paciencia, lazo de paz, comunión de vida familiar, afable en el trato, apacible en todo y siempre amable.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

27. San Pío de Pietrelcina es un santo místico y estigmatizado, cuya vida nos pone en comunicación con el mundo sobrenatural. Su vida fue una continua inmolación por la salvación de los demás. A pesar de tantas calumnias y ofensas que recibió, siempre perdonó sin guardar rencor para nadie. Sus enemigos hasta llegaron a poner micrófonos en su celda y en la hospedería para tratar de descubrir sus supuestas inmoralidades . Y todo lo supo soportar con paciencia, ofreciéndolo como víctima por la salvación del mundo. Llevó durante 50 años las llagas de Cristo, siendo un verdadero Cristo viviente.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

26. SAN JOSÉ CUPERTINO es considerado por muchos como el patrón de los aviadores, porque es el santo de los vuelos (en éxtasis) por excelencia. Eran tan frecuentes y tan espectaculares sus vuelos extáticos que dejaba admirados a grandes y chicos, hombres y mujeres de toda condición social. La gente venía de todas partes a asistir a su misa, no sólo por curiosidad, sino también para ver a un santo en persona, que hacía milagros por doquier .

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

25. Santa Margarita María de Alacoque es la santa por excelencia de la devoción al Corazón de Jesús. En repetidas ocasiones se le apareció Jesús con su Corazón ardiendo en llamas de amor, y descubriéndole este divino Corazón, que tanto ha amado a los hombres, y que nos espera en la Eucaristía. Le fue haciendo revelaciones extraordinarias y promesas con el fin de que podamos asegurar nuestra salvación y santificarnos con los tesoros de su amor.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

24. San Charbel Makhluf es un santo libanés del siglo XIX que ha dejado atónitos a los sabios, porque de su cuerpo incorrupto salió líquido sanguinolento que era inexplicable desde todo punto de vista científico. Si su cuerpo vivo tenía cinco litros de sangre y, después de muerto, exudaba un mínimo de un litro de líquido por año, lo que darían 67 litros en 67 años, ¿de dónde salía ese líquido misterioso con el que se producían milagros maravillosos?

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

23. La vida de Teresa Neumann es una de las grandes maravillas que Dios ha realizado en la tierra. Jesús la hizo participar de los dolores de sus llagas y durante 35 años sólo se alimentó de la comunión diaria.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

22. Luisa Lateau es una maravilla viviente, porque durante doce años y medio no comió ni bebió. Vivió de la comunión de cada día; y estuvo quince años sin dormir en absoluto. Otros fenómenos sobrenaturales, que se manifestaron en su vida, fueron las llagas de Cristo, la hierognosis o conocimiento de lo que estaba bendecido, así como el discernimiento de las reliquias auténticas, pero sólo mientras estaba en éxtasis.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

21. La vida de Marta Robin es un milagro viviente. Más de 50 años de su existencia la pasó sin comer, sin beber y sin dormir. Más de cuarenta años estuvo ciega y paralizada sin poder moverse en absoluto. Su vida es realmente un milagro permanente de Dios, pues sólo vivía de Dios y para Dios, alimentándose solamente de la comunión.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

20. El Cura de Ars, sacerdote ejemplar. La vida del santo cura de Ars es una obra maravillosa de Dios. Él fue un ejemplo para todos, especialmente para los sacerdotes, de quienes es patrono y modelo. Se preocupó por la salvación de sus feligreses, que es y debe ser la primera y principal tarea de todo sacerdote con cura de almas. Él oraba y se disciplinaba por la conversión de sus fieles y de todos los pecadores del mundo entero. También oraba incesantemente por la salvación de las almas del purgatorio.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

19. Vida y anécdotas del Cura de Ars. La vida del santo cura de Ars es un ejemplo luminoso para todos y, de modo especial, para los sacerdotes. Por ello, la Iglesia lo ha nombrado patrono de todos los sacerdotes. Él vivía su sacerdocio de modo eminente, agradeciendo cada día a Dios ese gran don inmerecido e inmerecible. Decía que el sacerdocio es el amor del Corazón de Jesús. En su parroquia se esforzó cuanto pudo por hacer a todos adoradores eucarísticos. La Eucaristía era el centro de su existencia. Ante Jesús sacramentado se pasaba las horas disponibles, cuando no se lo impedían sus obligaciones pastorales, especialmente las confesiones. En los últimos años confesaba unas quince horas al día, y a veces más.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

18. Una maravillosa vida de fe, Beata Ana Catalina Emmerick La vida de la beata Ana Catalina Emmerick es una historia maravillosa que parece ser de otro mundo. Pero lo que vamos a referir en las siguientes páginas no es un cuento de hadas, sino una hermosa realidad que tuvo lugar en Alemania entre los años 1774-1824.Su vida está llena de sufrimientos. Tuvo las llagas de Cristo y sufrió como víctima por la salvación de los demás y por las almas del purgatorio. Ella sentía la vocación de reparar ante Dios las ofensas de todos los hombres y asumía muchas veces los sufrimientos que otras personas debían soportar por sus enfermedades o pecados.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

17. La vida de la beata Alexandrina da Costa es una sonrisa bajada del cielo a la tierra. Procuraba sonreír siempre a todos, para ocultar el martirio interior que sufría como víctima por la conversión de los pecadores. Su fuerza la recibía de la Eucaristía. No podía vivir sin comulgar. Y, de hecho, los últimos 13 años vivió en ayuno total, solamente comulgando cada día. Jesús la hizo su esposa y la hizo madre de la humanidad. La hizo partícipe de su Pasión, que en los primeros años era vivida físicamente y después internamente, aunque no menos dolorosa.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

16. Eduviges Carboni, el perfume de Dios, ha sido una mística extraordinaria. En su vida se entremezcla de un modo normal lo natural y lo sobrenatural, lo humano y lo divino. Su relación con el más allá era algo cotidiano en ella, casi diario, podíamos decir. Jesús, María, o los santos se le aparecían casi constantemente, estando en éxtasis o no. Lo mismo le ocurría con otras experiencias sobrenaturales.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

15. La vida de santa Gema Galgani puede resumirse diciendo que fue una vida de amor total a Cristo. Amor sin condiciones y hasta el fin. Un amor que la hizo esposa de sangre de Jesús, asemejándose a Él en todos los sufrimientos de su Pasión. Fue una esposa que supo abandonarse sin limitaciones en las manos de su divino esposo y aceptar su voluntad hasta en los más mínimos detalles.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

14. La vida de la Madre Mariana de san José, fundadora de las agustinas recoletas, es una maravilla permanente en la que brilla de modo especial la providencia de Dios. Ella se consideraba siempre en las manos de Dios. Daba mucha importancia a la obediencia e hizo voto de obediencia a su confesor; a quien le pidió que le diera una religiosa lega para que tuviera que obedecerla en todo lo que se refería a su persona, no haciendo nada personal sin su permiso.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

13. La beata Ana de los Ángeles ha sido una de las santas más devotas de las almas del purgatorio. Desde muy joven conoció la vida de san Nicolás de Tolentino, considerado el patrono de las almas del purgatorio, y quiso imitarlo en su vida y, concretamente, en su amor por las almas benditas. Ella se dedicó en cuerpo y alma a orar por ellas y a buscar limosnas para mandar celebrar misas en su favor.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

12. Vivencias de Don Bosco. San Juan Bosco es uno de los santos más extraordinarios del santoral católico. Su amor a Jesús Eucaristía y  a la Virgen fueron las características más salientes de su vida. Su amor a María lo manifestaba repartiendo medallas marianas por todas partes para que todos fueran bendecidos por Ella y protegidos de todo mal.En su vida se cuentan muchos casos de bilocación, resplandores sobrenaturales, conocimiento sobrenatural de las cosas y milagros por centenares. Su devoción al ángel custodio la inculcaba mucho a los jóvenes, a quienes recomendaba mucho la confesión y comunión frecuentes para superar las tentaciones.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

11. Santo Tomás de Villanueva fue un santo agustino del siglo XV-XVI a quien Dios regaló muchos carismas y dones sobrenaturales, pero lo que más lo distinguió fue su amor a los pobres. Ellos eran parte de su familia y, siendo arzobispo de Valencia, todas las rentas del arzobispado, exceptuando una parte para pagar a los empleados o para su sustento, las empleaba principalmente en ayudar a los pobres. Decía que las rentas del arzobispado eran sagradas, porque eran de los pobres. Por eso, al morir, no quiso dejar nada propio y mandó dar a los pobres hasta el último céntimo, y todos los muebles, incluida la cama en que estaba muriendo.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

10. San Juan de Sahagún. Este libro trata sobre la vida del gran taumaturgo san Juan de Sahagún, un santo agustino del siglo XV, que destacó por el don de predicar hasta el punto de sufrir persecuciones y hasta la muerte por decir siempre la verdad. Su predicación se desarrolló, sobre todo, en la ciudad española de Salamanca y sus alrededores. Eran tiempos de bandos, luchas fratricidas, que enlutecían la ciudad  Y nuestro santo logró que pudieran reconciliarse y firmar la paz. Otra característica especial de su vida fue su gran amor a la Eucaristía. Cuando celebraba la misa, lo hacía con tanto fervor y recogimiento que todos quedaban admirados. En la Eucaristía veía a Jesús, rodeado de ángeles, y Dios le comunicaba secretos insondables, que era incapaz de expresar con palabras.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

9. San Alonso de Orozco, Místico, es un santo que, por su cercanía, amabilidad y santidad, se hizo querer de todos los que lo conocieron. Fue la persona más querida de Madrid entre 1561 y 1591, mientras fue predicador real de la Corte y vivía en el convento de san Felipe el Real. Por eso, también le llamaban el santo de san Felipe. Todos lo querían y todos lo buscaban, especialmente los pobres, para que los ayudara. Y él nunca los despedía sin darles una ayuda material y un consuelo espiritual. En el palacio real era siempre bienvenido y siempre acudían a él, cuando había enfermos, para que les rezara los Evangelios, les impusiera las manos y orara por su salud. Y Dios, por su intercesión, sanó muchos enfermos, incluso a príncipes y gente noble, por su intercesión.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

8. Santa Rosa de Lima, la alegría de Dios, fue una santa mística de primer orden, que llevó una vida de grandes penitencias por amor a Dios y a los demás. El amor de Dios inflamaba su espíritu de tal manera que todo su ser respiraba caridad y deseo de ayudar al prójimo por medio de sus oraciones, sufrimientos y colaboración personal. Se esforzó en ayudar económicamente a sus padres, mientras tuvo buena salud, y ayudaba en las iglesias en la decoración de las imágenes.Su amor a Jesús Eucaristía fue inmenso, al igual que su amor a la Virgen María. Sus santos predilectos fueron santo Domingo y, especialmente, santa Catalina de Siena, a quien trató de imitar y a quien llamaba madre.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

7. San Martín de Porres, el médico de Dios. En este libro queremos proclamar ante el mundo las maravillas que Dios ha hecho en la vida de san Martin de Porres, el santo peruano universal, patrón de la justicia social. Este santo mulato, era hermano donado, ni siquiera lego, en la Comunidad de su convento dominico de Lima, pero llego al más alto grado de santidad.Sus carismas eran la admiración de cuantos lo conocían. Tenía el don de sutileza, pasando a través de las paredes y puertas cerradas; el don de bilocación para estar, a la vez, en lugares lejanos; el don de la agilidad para trasladarse en un instante a sitios distantes; el don de luces y resplandores sobrenaturales; el del perfume sobrenatural, discernimiento de espíritus, conocimiento de cosas ocultas y, muy en especial, el don curación.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

6. Santa Rita de Casia, Vida y Milagros. La vida de santa Rita es como una aventura fascinante. Es entrar en un mundo superior en el que se mezcla lo humano y lo divino, lo terreno y lo celestial. Por supuesto que Rita no nació santa. Pero ya desde toda la eternidad Dios la había escogido para serlo y ella, en los diferentes estados de su vida como hija, esposa, madre, viuda y religiosa, supo cumplir la voluntad de Dios y así llegar a alcanzar un grado eminente de santidad.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

5. Sor Mónica de Jesús, Gran Mística del Siglo XX. En este libro queremos presentar la gran figura de Sor Mónica de Jesús, agustina recoleta, gran mística del siglo XX. En su vida se presentan los fenómenos extraordinarios de los más grandes místicos. El diablo se le aparecía constantemente de diferentes formas para hacerle la vida imposible. Con frecuencia se le aparecían las almas del purgatorio para pedirle ayuda o para agradecerle sus oraciones. Su ángel custodio, a quien llamaba el hermano mayor, era su compañero visible de casi todos los días. Con él lo hacía todo. El ángel le enseñaba a amar a Jesús y le hacía pequeños servicios. Incluso le llevaba la comunión a su celda, cuando estaba enferma.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

4. Santa Clara de Montefalco. En este libro queremos descubrir a los lectores las maravillas que Dios ha realizado en la vida de santa Clara de Montefalco. En su vida podremos apreciar un gran espíritu de penitencia, como un medio de manifestar su amor a Jesús, sabiendo ofrecer todos sus sufrimientos por la salvación de los demás. Toda su vida estuvo llena de bendiciones de Dios. Los éxtasis eran continuos, el don de ciencia admiraba a los más sabios teólogos. Sus visiones y profecías dejaban atónitos a cuantos la conocían.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

3. San Nicolás de Tolentino, un santo amigo. En este libro sobre la vida y milagros de san Nicolás de Tolentino queremos mostrar a grandes rasgos el aspecto humano y sencillo de fray Nicolás, a la vez que su gran espíritu de penitencia y de oración. Para él toda la vida era oración, oraba en todas partes, hacía de su vida una continua oración, Y llevaba una vida de estricta austeridad par amor a Dios y a los demás. Toda su vida era una ofrenda de amor y, por amor, sufría y, por amor, hacía penitencia y, por amor, hacía apostolado entre los más pobres y enfermos; incluso, hacía milagros para hacer felices a todos los que le rodeaban, empezando por sus propios hermanos de Comunidad.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

2. San Juan Bosco, confesor. Es un libro sobre el tema de la confesión y, concretamente, sobre la experiencia de san Juan Bosco como confesor con sus jóvenes del Oratorio. Se ponen muchos ejemplos y muchos mensajes de Don Bosco, que son actuales también para nuestro tiempo.

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]

 

1. San José, el más santo de los santos. Éste es un libro sobre san José, el padre adoptivo de Jesús y esposo de María. Lo he escrito con el propósito de dar a conocer su gran figura para que haya muchos que lo puedan amar más al conocerlo mejor. Su grandeza está por encima de la de todos los santos y ángeles. Después de María, es el santo más santo, el que más cerca ha estado de la divinidad. Él ha tocado con sus propias manos al Dios hecho carne y le ha podido decir de verdad: Tú eres mi hijo .

Bajar el libro: [DOC] [PDF] [ZIP]